• Edificio en altura. Conceptos.

    Publicado en abril 19, 2012 por en Arquitectura, construcción, seguridad en caso de incendio

    Lo que diferencia a un edificio en altura de los demás edificios es precisamente su elevación.

    No hay una definición ni concepto oficialmente establecido que delimite la altura a partir de la cual un edificio pasa a considerarse edificio en altura.  Conceptualmente podemos considerar que un edificio en altura es:

     

    .- Aquel en el que la altura tiene un impacto importante en las condiciones de evacuación de sus ocupantes en caso de emergencia.

    .- Aquél cuya  altura  supera  las posibilidades de intervención efectiva de los servicios de bomberos.

     

    En base a esto,  se puede definir Edificio en altura, como aquél cuya diferencia de cota entre la cara superior del último forjado habitable y todas las salidas del edificio a la vía pública sea mayor de 28 metros. Esta definición es la que figura recogida en sucesivas ordenanzas municipales y explícitamente en el nuevo código de la edificación donde en el capítulo de evacuación se refiere, de manera general, a alturas de evacuación iguales o superiores a 28 m. Esta altura equivale aproximadamente a un edificio de siete plantas sobre rasante.

    Tampoco hay  un concepto oficialmente establecido que delimite la altura, a partir de la cual, un edificio pasa de ser un edificio en altura (en inglés High-rise) a un “rascacielos”. Los norteamericanos, pioneros en la construcción de este tipo de edificios, establecen el límite en unos 150 metros. Es decir que podemos calificar de “rascacielos” (en inglés skycraper) a cualquier edificio por encima de esta altura, equivalente, aproximadamente, a  una construcción que disponga de 40 plantas sobre rasante. Aún más, los norteamericanos establecen otro término menos conocido, concretamente “superalto” (en inglés supertall) para definir aquellos edificios de más de 300 metros de altura, equivalentes a una construcción que disponga de 70 plantas sobre rasante.

    Tomando este concepto como base para la definición de”rascacielos”, resulta que Madrid solo disponía actualmente de un edificio que pueda considerase como tal,  concretamente Torre Picaso. Las cuatro torres de la antigua ciudad deportiva del Real Madrid venieron a incrementar la, hasta ahora, reducida lista de edificios de estas características en la ciudad.

    Existen edificios en altura de uso residencial y hotelero, si bien básicamente el uso de la mayoría de este tipo de edificios está destinado a oficinas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *