• ¿Por qué se caen los edificios?

    Publicado en abril 27, 2016 por en construcción, Licencias

    aren-analCada vez que un edificio se derrumba no pasa un minuto sin comprobar si contaba con licencia urbanística o si había pasado la inspección técnica ITE. Como si un documento administrativo amparara la solidez de un edificio.

    Pero entre las finalidades de las autorizaciones municipales no está la evaluación estructural del proyecto o el buen hacer de las obras.

    Y las ITEs resuelven, principalmente, un problema con terceros, además de patologías visibles. Las inspecciones oculares tratan de proteger al ciudadano de un balcón, una cornisa o una fachada mal mantenida. Además, revisa el estado de pocería, saneamiento, cubiertas. Y en esa inspección, se valora el estado estructural del inmueble. Esta acta de comprobación se realiza en un espacio temporal relativamente corto. Todo ello para repercutir a comunidades de propietarios los mínimos costes que están dispuestos a admitir.

    Sin concienciación del mantenimiento de todo aquello que no es visible ¿Estamos dispuestos a asumir los costes de obra y los honorarios de un trabajo más complejo?:

    .- Estudios pormenorizados con testigos, prolongados en el tiempo.

    .- Plan de catas con retirada de revestimientos sobre elementos estructurales, apertura de huecos en muros, y restitución de todos los desperfectos ocasionados en el estudio.

    .- Molestias para la vida diaria, si no imposibilidad de uso de habitaciones, locales o la totalidad del domicilio.

    .- Y en los casos más desfavorables, elevados costes de rehabilitación.

    ¿Qué protocolos de investigación del inmueble está dispuesto a exigir la administración?

    Como siempre, ¿dónde se pone el límite entre riesgo y control? ¿Quién está dispuesto a priori a asumir esas molestias y esos costes? ¿Cómo se controla un escaso o nulo mantenimiento de construcciones e instalaciones?

    El parque de inmuebles requiere un plan de control y rehabilitación más complejo y arriesgado. Y el control urbanístico debe servir para comprobar locales y edificios que llevan mucho tiempo sin actualizar su situación administrativa, como posible síntoma de actuaciones sin control y respaldo técnico solvente.

    Pero una licencia urbanística no comprueba la solidez o pericia de las obras. Evalúa los requisitos urbanísticos de uso y edificabilidad, los de seguridad contra incendios, utilización y accesibilidad y los de medio ambiente y salubridad. El resto, es competencia de promotores y de técnicos cualificados, o competentes, como dice la legislación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *