Retomando el Documento Básico de Seguridad de Utilización y Accesibilidad establece en el apartado 4.3.1 Pendiente, de la sección SUA 1 Seguridad frente al riesgo de caídas:

1 Las rampas tendrán una pendiente del 12%, como máximo, excepto:

a) las que pertenezcan a itinerarios accesibles, cuya pendiente será, como máximo, del 10% cuando su longitud sea menor que 3 m, del 8% cuando la longitud sea menor que 6 m y del 6% en el resto de los casos. Si la rampa es curva, la pendiente longitudinal máxima se medirá en el lado más desfavorable.

Este dato condiciona las alturas máximas a salvar para cada tipo de pendiente:

Así, las rampas del 10% se pueden utilizar para salvar desniveles de hasta 30 centímetros.

Para más de 30 centímetros hasta 48 centímetros, utilizaremos rampas accesibles del 8%.

Y en el caso de desniveles superiores a 48 centímetros precisaremos rampas del 6% de pendiente.

Condiciones de una rampa accesible (2)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *