Según la norma EN 1634-1 los laminados decorativos y los chapados de madera de hasta 1,5 mm de espesor se pueden aplicar en las caras (pero nunca en los cantos) de las hojas y en los marcos de las puertas que satisfagan los criterios de aislamiento (procedimiento normal o suplementario).

Los laminados decorativos y los chapados de madera que no satisfagan los criterios de aislamiento (procedimiento normal o suplementario) y/o aquellos cuyo espesor sea superior a 1,5 mm se deben ensayar formando parte de la probeta. En todas las puertas ensayadas con laminados decorativos en sus caras, solo se deben admitir variaciones de dichos laminados dentro de tipos y espesores similares a los del material (por ejemplo, color, modelo, fabricante).

Revestimientos en puertas resistentes al fuego

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *